diatermia fisioterapia estética

La diatermia es uno de los tratamientos de fisioterapia estética con mejores resultados. Como ya explicábamos en otro post, esta tecnología transfiere energía a una frecuencia determinada, movilizando iones intra y extracelulares y provocando un aumento de la permeabilidad de la membrana y un incremento del metabolismo celular. Estos efectos fisiológicos de la diatermia hacen de ella una técnica idónea para su uso en tratamientos de fisioestética tanto facial como corporal, teniendo en el equipo TCaRe Plus al aliado perfecto para lograr los mejores resultados.

¿Por qué usar diatermia en fisioterapia estética? Con la diatermia aplicada en tratamientos de fisioestética se trabaja sobre la célula, mejorando la permeabilidad de la membrana. Con esto se consigue que la célula tenga una mayor facilidad tanto para recibir nutrientes como para eliminar productos de desecho y toxinas que se producen durante su metabolización. Se trata de un proceso totalmente interno, pero que mejora visiblemente el estado externo de la piel.

Una de las grandes ventajas del tratamiento estético con diatermia es que esta técnica estimula la producción de colágeno, la proteína estructural más abundante del cuerpo humano y que hace que la piel se muestre firme y elástica. Así, la diatermia mejora tanto la función celular como el propio tejido, ayudando a reestructurarlo de dentro hacia afuera.

Además, al tener la posibilidad de trabajar en distintas frecuencias con la diatermia, el terapeuta consigue aplicarla exactamente en el área que desee: piel, tejido adiposo, músculo… Y los resultados del tratamiento de fisioestética con diatermia son evidentes desde la primera sesión a nivel facial y, desde muy pronto, en su aplicación a nivel corporal.

Una última cuestión que también juega a favor de los tratamientos con diatermia: su aplicación es muy agradable para el paciente, por lo que además de mejorar su estética corporal puede disfrutar de buenas sensaciones durante el tratamiento

Tratamientos faciales y corporales con diatermia

Una vez que las ventajas del uso de diatermia en fisioestética están claras, revisemos en qué tipo de tratamientos puede aplicarse esta tecnología, así como lo que aporta en cada uno de ellos:

Tratamiento de diatermia en abdomen. En este caso, la diatermia ayuda a reducir la grasa corporal acumulada, a mejorar la elasticidad de la piel, a acelerar la circulación, a drenar y tonificar.
Tratamiento de diatermia en cara, cuello y escote. A nivel facial y también en la zona del cuello y el escote, la diatermia reduce arrugas y cicatrices, mejora la elasticidad de la piel, potencia la regeneración de la piel, otorga mayor firmeza a los tejidos y ayuda a remodelar el contorno y a mejorar la expresión facial.
Tratamiento de diatermia en senos. El pecho es otra de las zonas en las que los resultados de la diatermia son más evidentes, ayudando a levantar, tonificar, reafirmar y reducir la fibrosis.
Tratamiento de diatermia en brazos. La diatermia es de gran utilidad para remodelar el contorno de los miembros superiores, reafirmar la piel de esta zona, reducir la grasa, definir los músculos y ayudar a drenar en caso necesario.
Tratamiento de diatermia en glúteos. En la zona de las nalgas, la diatermia es eficaz reafirmando el tejido, reduciendo la grasa localizada, reduciendo la flacidez, mejorando la circulación y remodelando los glúteos.
Tratamiento de diatermia para remodelación. A nivel corporal global, la diatermia también es útil para redefinir la silueta, eliminar grasa corporal y reducir volumen.
Tratamiento de diatermia para celulitis. Tanto si se trata de celulitis edematosa, suave o fibrosa, la diatermia es de gran utilidad para incrementar la circulación sanguínea, mejorar la microcirculación, reducir el edema, eliminar toxinas, reducir la dureza del área y mejorar la elasticidad general de la piel.
Tratamiento de diatermia para cicatrices. La diatermia consigue acelerar la recuperación, separar los tejidos, prevenir adherencias y reducir el edema propio de las cicatrices cutáneas.

Frecuencia de las sesiones de diatermia en fisioterapia estética

Aunque la duración del tratamiento de fisioestética con diatermia varía en función de si se trata de aplicación facial o corporal, en líneas generales se recomienda una duración de entre 5 y 10 sesiones.

A nivel corporal, es recomendable fijar las cuatro primeras sesiones de forma consecutiva, una por día, para un tratamiento intensivo. Después, en la segunda semana de tratamiento realizar tres sesiones, en días alternos. En la tercera semana hacer dos sesiones en días alternos y en la cuarta semana una única sesión. Para acabar realizando un mantenimiento con una o dos sesiones mensuales.

Tratamientos combinados con diatermia

La diatermia tiene grandes resultados como tratamiento reafirmador de tejido y remodelador a nivel corporal por sí solo, pero además es un gran aliado de otro tipo de tecnologías.

Por ejemplo, después de una aplicación de diatermia corporal es recomendable hacer terapia manual y aplicar presoterapia. También puede combinarse, por ejemplo, con ondas de choque, ya que estas rompen la zona adiposa y la diatermia mejora tanto el drenaje como la detoxificación y la reafirmación del tejido. Aunque produzcan efectos contrarios, unir diatermia (calor) y criolipólisis (frío) también es muy interesante, al crearse una rotura de puente térmico.

Diatermia con TCaRe Plus

En PRIM Physio contamos con TCare Plus, el equipo perfecto para realizar diatermia en tratamientos de fisioestética. Cuenta con cuatro frecuencias de trabajo (420-500-720-1000 khz), potencia ajustable (300W-400VA), pantalla táctil de alta calidad e indicador de luz de electrodo activo.

Además, TCaRe Plus es el único equipo de diatermia configurado para piezas de mano, usando electrodos bipolares para tratamientos superficiales. Estas piezas de mano son efectivas para tratamientos estéticos.